Fomentar la Autoestima en la Familia

Educar es el proceso de guiar al otro hacia sí mismo, hacia quien realmente es... y no hacia quien nosotros queremos que sea.

Decía Carl Rogers: "el niño que se siente escuchado, crece seguro de sí mismo, mientras que el que no es escuchado deja un gran espacio para el deseo del otro, que va cubriendo, tapando, desplazando y ahogando progresivamente el propio deseo"

Ayudar a crecer a nuestros hijos es acompañarles y, con cariño y respeto, enseñarles a caminar solos.

Dice muy acertadamente Antoine de Saint-Exupèry (autor de El Principio): "El verdadero amor no es otra cosa que el deseo inevitable de ayudar al otro para que sea quien es".

Dejando que nuestros hijos se expresen con confianza, sin censuras gratuitas y valorando sus opiniones, estaremos ayudando a crear futuros adultos autónomos e independientes.

Para conseguir que nuestros hijos tengan un adecuado desarrollo emocional, necesitamos generar un ambiente de confianza dentro de la familia donde:
  • Se pueda hablar con libertad, sin tabúes ni temas prohibidos. 
  • Se escuche, se respete y se valore la opinión de todos.
  • Haya convicciones razonadas y siempre discutibles.
  • No escuchar: !Tú, calla!
  • Todos podemos expresar nuestras opiniones, sin recibir descalificaciones. 
  • Se reconozcan y valoren los pequeños éxitos de cada uno.
  • Se juzguen los hechos, y no a las personas.
  • Se acepten todos los sentimientos, pero no todas las acciones.
  • No se presuponga mala intención por parte de nadie.
(Guía para las familias, Sentir y Pensar, Editorial SM).

Esta lista es orientativa, se podría ampliar con bastantes más ítems, pero sirve como guión para utilizarlo en la educación de nuestros hijos. Esto sirve para cualquier relación social y para cualquier edad.


Comentarios